viernes, 2 de mayo de 2008

DULCES MELODIAS

Alzo mis manos hacia el cielo, moja la lluvia el rostro, el cuerpo, el rocío de tu gloria que invade cada parte de mí.
Sonrisas repartidas y dulces armonías, canciones de lo alto y en mi boca un nuevo canto.

Llenas mi corazón con tu alegría y dulces melodías, tu has cautivado toda mi razón con tu sonrisa, ¡que dulce sinfonía ¡ que me vuelve loco .

Loco de amor, loco de amor. (esto es una fraccion de algo que escribí)

GERRY :


La inspiración llega cuando menos la esperamos, de repente te encuentras en tu habitación silbando una nueva canción, tarareando, entonando, agitando las manos en contra de tus piernas, moviendo los dedos de los pies, y de repente te hallas sacudiendo la cabeza como si te estuvieras chiflado. Muchos me entenderán otros tal ves no, lo importante es que la música vibra dentro de ti y de mi, y aun en aquellos que no la entienden (jeje) o dime si cuando escuchas una canción o algún patrón rítmico tu cuerpo no se pone a moverse casi por instinto ¿? ¿Sabes por que? Para eso fuiste creado, tu cuerpo, pero hoy hasta aquí llega esta charla o esta pequeña entrada, luego te contare mas acerca de esto.

p.d = a los que les dio flojera leer, que mala onda aja j a, de lo que se pierden.

1 comentario:

Karla dijo...

Mi niño Melodioso jamás me daría flojera leer, menos algo tuyo, gracias por compartir esto con otros... Me encantó lo que escribiste. continúa esforzandote en el ejercicio de la escritura... vas por buen camino =)

Te quiere tu niña poetisa!!!